Más que un obrador - Levadura Madre Malasaña
15711
page-template-default,page,page-id-15711,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,boxed,,qode_grid_1200,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-11.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive

Más que un obrador

“Levadura Madre, obrador artesano, que es también cafetería, basa su cuidado interiorismo en un mix de diseño industrial, vintage y hipster, creando un espacio singular y acogedor, obra de Cristina López Aparicio”

panes, panadería, levadura madre, malasaña, letrero
Foto © Eva Layfer
Se quería un proyecto totalmente integrado en el espíritu de la zona: vivo, con personalidad, cómodo e interesante.

Queríamos conseguir que Levadura Madre fuera un local que destacara por su espíritu entre los otros que hay de este tipo.

El obrador tenía que tener un protagonismo absoluto, que estuviera muy presente en el local. Se trata de que la gente que vaya a tomar un café o a comprar pueda ver lo que se está haciendo dentro, horneando o amasando.

Se trata de un espacio multifuncional, que sirve para trabajar, en el que se dan cursos o que se puede alquilar para actividades o eventos.

Original, reciclada y única

La lámpara de la zona de obrador está hecha con una viga de derribo rescatada y tratada, en la que hemos colocado varias bombillas de filamento cuyo cables están enrollados en la madera para conseguir distintas alturas.

La mesa está encargada y hecha a medida, con un tratamiento similar al de la lámpara, para que tenga la apariencia de una mesa vivida. En poco tiempo, sin duda, tomará ese aspecto. Es de Kasarustika.

iluminación, cafetería, panaderíoa, levadura madre, malasaña
Foto © Eva Layfer
mesas, levadura madre, cafetería, pastelería, malasaña
Taburetes de Singular Market
Muebles cómodos, y con estilo

Las plantas son esenciales en una decoración hipster, con un fuerte componente ecológico y natural. Ejemplo es el jardín vertical, sencillo y muy decorativo, de Leaves Design. Y las kokedamas, tan de moda ahora e igualmente decorativas.

Aligerar los elementos más pesados de este mix industrial, vintage y hipster con plantas da no solo el toque eco sino que aporta el balance de otro elemento de la naturaleza, a nivel estético.

El suelo es otro de los grandes protagonistas. Esta hecho con baldosa hidraúlica, tendencia desde hace unos años y referente del diseño industrial, combinada con la madera.

Ambas crea patrones que alternan y funden ambos materiales de forma natural y sencilla. Aportan calidez y elegancia además de subrayar la sensación de naturalidad.

“Sitio para compartir en familia,  entre amigos, para estudiar, reuniones de trabajo, cumpleaños,  Malasaña por dentro mola mas.”